ORA ES BUENO, ORA ES MALO

0
ORA ES BUENO, ORA ES MALO

El tratamiento, en la mayoría de las ocasiones superficial, de los temas relacionados con la nutrición y la alimentación por los medios de comunicación junto con la influencia de estos en las opiniones y actitudes de la población, es cada vez mayor. Esta presencia que no ha crecido en la calidad de los contenidos si lo ha hecho en cantidad de los mensajes creciendo la influencia sobre las actitudes de la población.
Cada vez son más habituales titulares sobre dietas, superalimentos, buenas prácticas en la cocinas, contaminantes microbiológicos o químicos en los alimentos ligados a determinadas materias primas y técnicas culinarias, o una misma cabecera editorial puede darte consejos dietéticos contrapuestos en días consecutivos sobre lo apropiado o perjudicial que puede ser la presencia de un determinado alimento en nuestra dieta,… en la mayoría de las ocasiones trivializando con titulares poco fiables.
Siempre me ha preocupado esta desinformación, pero creo que he sido consciente, cuando hace unos meses en un libro de texto de mi hija Maria, en tercero de primaria, encontraba una rueda de los alimentos en la que se recomendaba tomar hidratos de carbono todos los días y como ejemplo de alimento la editorial ponía caramelos, si leen bien, esos que quedan de un Día de Reyes para otro salvo que tengas Halloween de por medio. Me costó trabajo convencerla de que era un error, aunque lo pusiera un libro. Ella misma hace unos días me daba clases de dietética, nutrición, bromatología e higiene de los alimentos tras mantener una conversación con sus amigos del cole, sobre los alimentos que provocan cancer.
Ello ha hecho que incluya estos temas en la conversación con amigos y compañeros de trabajo, comentando algunos de estos titulares y analizando el contenido de las noticas, detectando que la percepción social de estar poco o mal informados, sobre temas relacionados con la salud, está cambiando. A golpe de click, encontramos tema de conversación para aquellos que no nos gusta ni el futbol ni los toros, pero los lectores, en pocas o ninguna de las noticias, llegan a conocer el contenido o a realizar un análisis de dicha información.
El tratamiento de la información, con titulares impactantes que llenan redes sociales y buscan prime time en medios de comunicación, no debe ser considerada sobre la labor que realizamos todos los profesionales que nos dedicamos a “esto de la comida”, más que nunca debemos aunar esfuerzos para educar. La inclusión o eliminación de un producto en un menú escolar u hospitalario no puede estar ligada a la repercusión de una determinada noticia, debe serlo por nuestro conocimiento y asesoramiento, siempre lejos de otros tipos de intereses.

José Ferreira Vacas

Bromatólogo en el Hospital Universitario Reina Sofía, licenciado en Veterinaria (sección Bromatología, Sanidad y Tecnología de los Alimentos) y Licenciado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos por la Universidad de Córdoba. Poseo el Experto en Gestión en Seguridad Alimentaria por la Escuela Andaluza de Salud Pública. He trabajado como director de Centro Logistico y de Producción de Bodegas Campos Catering, Responsable de Consultoría y Formación de Qoras I+D+i,S.L. Miembro del Grupo GENAH de SANCYD, y ponente habitual actividades formativas y congresos. Desde la enseñanza obligatoria tuve un sueño, estudiar y trabajar en las ciencias de los alimentos, espero que la vida me agracie, además de la familia que tengo, con tiempo para seguir disfrutando y aprendiendo de una de mis pasiones, la bromatología, una inquietud, un esfuerzo, innovación, una pasión, uno de los pilares que sostienen nuestra salud.