GANADORES DE LOS PREMIOS NACIONALES EN INVESTIGACIÓN Y DEFENSA DE LA PRODUCCIÓN ECOLÓGICA “ANDRÉS NUÑEZ DE PRADO”.

0
GANADORES DE LOS PREMIOS NACIONALES EN INVESTIGACIÓN Y DEFENSA DE LA PRODUCCIÓN ECOLÓGICA “ANDRÉS NUÑEZ DE PRADO”.

Los Premios Nacionales en Investigación y Defensa de la Producción Ecológica “Andrés Núñez de Prado suponen un reconocimiento a la labor de los investigadores que centran su labor en este sector y las personas y entidades que lo defienden.
Ya se conocen los ganadores de los Premios Nacionales en Investigación y Defensa de la Producción Ecológica ‘Andrés Núñez de Prado’. En esta vigésima edición, el ganador en la modalidad de Investigación ha sido un estudio comparativo sobre la calidad de la carne. La modalidad de Investigación tiene una dotación de 6.000 euros.

ANDRÉS, el sabio vanguardista
Sus hermanos lo llamaban “el Sabio”. Conocía a la perfección el olivar, en el que aplicaba técnicas por entonces consideradas experimentales -incluso vanguardistas-, de comprobada eficacia hoy día en agricultura ecológica. Andrés Núñez de Prado, ingeniero técnico agrícola de formación, fue pionero en la investigación de técnicas ecológicas para la producción del aceite de oliva de su tierra, Baena (Córdoba). Murió en junio de 1998, con 54 años, meses después de conseguir la distinción Medalla de Andalucía, por su labor de impulso y difusión de los valores del aceite de oliva virgen andaluz, producido en ecológico, y la internacionalización de este producto mediante las primeras exportaciones a países como Estados Unidos, Japón o Arabia Saudí.
Honrar su aportación a la investigación, la defensa y el fomento de la producción ecológica es uno de los objetivos de los Premios que llevan su nombre, y que desde hace 20 años convoca Ecovalia, en colaboración con la familia Núñez de Prado.

Angel Manuel Caracuel García

De Marbella (con Rh de varias generaciones) pero con residencia de más de 20 años en Antequera. Doctor en Veterinaria (Universidad de Córdoba), y Experto Universitario en Gestión de Seguridad Alimentaria (EASP y Universidad de Granada). Mi carrera profesional la comencé trabajando en clínica de pequeños animales en "Vetéritas" y posteriormente en asesoría alimentaria en el "Laboratorio Agroalimentario Torcalidad", y desde mayo de 2000 y hasta la fecha, trabajo como Veterinario Bromatólogo en el Hospital Regional Universitario de Málaga (Servicio Andaluz de Salud). Académico de Número de la Real Academia de Ciencias Veterinarias de Andalucía Oriental desde 2000, y Coordinador del Grupo de Estudios de “Normalización en Alimentación Hospitalaria” GENAH de la SANCYD desde 2010. Colaboro asiduamente en el suplemento gastronómico del diario SUR, "Málaga en la Mesa", y en la revista "Restauración Colectiva".